Derribo de la fábrica de Campofrío de Burgos - 09/12/2014
El pasado día 16 de noviembre, se produjo un importante incendio en la planta principal de la empresa cárnica Campofrío en Burgos en el polígono de Gamonal-Villayuda. El hecho que ha provocado daños muy graves y ha afectado alrededor de 1.000 traba
Tras muchos esfuerzos por intentar sofocar el incendio y largas horas de incertidumbre, los bomberos
dieron la planta principal por perdida al no poder parar las llamas y esas instalaciones quedaron
completamente destrozadas. En todo momento los responsables de la compañía reiteraron que su
prioridad era, sin duda, la de preservar la seguridad de las personas y colaborar con los servicios de
emergencia para la extinción del incendio, aportando cuantas informaciones y recursos les fueran
requeridos.
Mientras tanto, Campofrío ha enviado en su nota un mensaje de "tranquilidad a sus empleados, clientes,
proveedores y consumidores". Los responsables de la multinacional se han mostrado conscientes de los
daños que este siniestro tiene sobre la actividad y han asegurado que la compañía toma "las medidas
necesarias para garantizar el suministro de sus productos al mercado a través de sus otras fábricas, tanto
en España como en otros países del grupo”.
Así pues, llegados a este punto, la dirección de Campofrío ha asegurado, y se ha comprometido, tras
reunirse con los trabajadores de la planta burgalesa que va a "invertir en Burgos para recuperar la
capacidad productiva lo antes posible". Pero, en primer lugar, la compañía cárnica han volcado sus
energías en estudiar los centros a los que se trasladará temporalmente la producción de la factoría
incendiada, con preferencia para los ocho que continúan funcionando en España, además de la
capacidad para reubicar a parte de la plantilla en algunos de ellos. De hecho, sesenta empleados de la
planta incendiada están trabajando en la planta de Carnes Selectas, también perteneciente a Campofrío,
que se encuentra en otro polígono de la capital burgalesa.
Por su parte, el presidente del comité de empresa europeo de Campofrío, Pablo Fraile, ha reconocido su
"optimismo" por el compromiso de la empresa de construir una nueva planta y mantener el número de
empleados. Y antes de poder empezar a construir, el primer paso es llevar a cabo el derribo de la fábrica.
Por ello, Campofrío ha contratado una empresa para que se encargue de llevar a cabo el derribo de
aquellas partes de la fábrica que siguen en pie y tienen un potencial riesgo de derrumbe. Así pues, el
pasado día 19 de noviembre se desplazó hasta la calle La Bureba una grúa de demolición, con el objetivo
de empezar a tirar las placas que con las que la nave está recubierta. Se empezó por la zona de la puerta
principal, pero se trata de un trabajo lento y costoso, ya que para llevar a cabo el derribo de cada
elemento vertical se puede tardar alrededor de un cuarto de hora. Paralelamente, cada día se continúa
enviando efectivos de bomberos con el fin de continuar con los trabajos de extinción.

Fuente:
http://www.20minutos.es/noticia/2299977/0/campofrio/contratos/ere-temporal/
Lecturas: 997
volver
 
 
Calle Isidro Martí Flores, nº9 • Alfarrasí • 46893 (Valencia) • Tel.: 663 900 801 • energicost@gmail.com